Especial Comunidades – Rockwood Lithium: respeto, diálogo y beneficio

Rockwood Lithium

Paulo Barraza, jefe de relaciones comunitarias de Rockwood Lithium, revela porqué la relación empresa-comunidad puede y debe ser beneficiosa.

Por Karina Jiménez // Fotos Rockwood Lithium

Para Rockwood Lithium la relación con sus comunidades vecinas y en particular con las indígenas se basa en el respeto, el diálogo genuino y la búsqueda de beneficio mutuo.

Así lo señala a Minería Total, Paulo Barraza, jefe de relaciones comunitarias de la minera, quien agrega que “nuestras operaciones se emplazan en un territorio con características particulares, las que cualquier proyecto necesariamente debe comprender y aquilatar”.

Ante esto, dice, la pregunta al interior de la empresa -ubicada al sureste de Antofagasta- era cómo armonizar una operación industrial con las visiones e intereses de las comunidades.

-¿Cuál fue esa respuesta?

-Diálogo y buena fe; ahí radica la visión que hemos creado. Tenemos un objeto de protección común que es el Salar de Atacama y en base a eso hemos construido nuestra relación. El respeto por sus visiones e intereses y su uso racional nos llevaron al convencimiento que los beneficios debían ser mutuos y sobre estos ejes hemos generado los principales acuerdos con nuestros vecinos.

Acciones

-¿Qué acciones en específico han realizado?
-En 2012 firmamos con la comunidad atacameña de Peine el “Convenio de Cooperación, Sustentabilidad y Beneficio Mutuo”, uno de los primeros documentos de este tipo suscrito en Chile bajo los principios del Convenio 169 de la OIT. Temas medioambientales los comenzamos a abordar de una manera más integral; así como el establecimiento de una Mesa de Trabajo Permanente (MTP), esencial para mantener un diálogo genuino; y el apoyo para la implementación del Plan de Desarrollo de la Comunidad. Todo lo anterior nos convenció que hemos seguido el camino correcto. Por otro lado, en 2015 firmamos un convenio marco con la Municipalidad de San Pedro de Atacama, cuyo objetivo también ha estado puesto en cómo co-construimos soluciones a problemas comunes.

-¿Qué hito podría destacar?

-La firma del Convenio con la Comunidad de Peine. Ese acuerdo buscó formalizar una relación de más de 30 años entre la empresa y la comunidad, ajustándola a las mejores prácticas y a los estándares internacionales. Está basado en el respeto a las particularidades propias de esta comunidad; el establecimiento de un diálogo genuino y la búsqueda de oportunidades de beneficio mutuo, bajo objetivos comunes. Ahí radica su singularidad, ya que no es una visión impuesta de cómo creemos que debiera ser el desarrollo, sino que promueve el diálogo y el respeto.

Valor compartido

-¿Cuáles han sido los aspectos más complejos en la relación de Rockwood Lithium con sus comunidades?

-Una complejidad es cuando pensamos en un territorio tan extenso como el Salar de Atacama y el hecho que existan 18 comunidades indígenas vinculadas a este territorio. La pregunta es cómo materializamos los principios de diálogo genuino y beneficio mutuo en un territorio con esas características. Ante esto, entramos en un proceso de diálogo voluntario con el Consejo de Pueblos Atacameños y todas las comunidades y ayllus atacameños que lo componen. Ha sido un período de generar confianzas y conocimiento. Esperamos que ese diálogo se refleje en la concreción de un macro acuerdo.

-¿Qué mirada de largo plazo tienen con las comunidades?

-Hemos proyectado una relación basada en la buena fe y en crear valor compartido. Esto involucra a las comunidades en nuestros procesos, negocios y proyecciones y, a la vez, a nosotros nos impulsa a comprender las diferentes dimensiones culturales e históricas que caracterizan a las comunidades atacameñas.

Creemos en una convivencia dialogante, que nos lleve a pensar cómo aportaremos conjuntamente a las comunidades en los próximos 20 ó 30 años, en un desarrollo con sentido de pertenencia local, sobre la base de la coconstrucción y fortalecimiento institucional de las organizaciones, respetándonos y creyendo que la relación empresa-comunidad puede y debe ser beneficiosa.

 

Agregar un comentario

Top