MINERÍA VERDE – Fundiciones “al rojo”

fundiciones

Contra el tiempo se redacta el informe final de la Comisión Presidencial sobre Fundiciones. Lo más arduo ha sido articular un lineamiento único en dos aspectos cruciales: la conveniencia de posponer la vigencia de la norma de emisiones y definir la cuantía del desarrollo local de esta industria en el largo plazo.

Por Alfredo Galleguillos C. // Fotos Codelco, Enami, Ministerio de Minería

Intensas y acaloradas han sido las discusiones al interior de la Comisión Presidencial para una Política Nacional sobre Fundiciones, que desde inicios de año trabaja en la propuesta sobre desarrollo de esta industria y que el gobierno debiera tomar como base para establecer los criterios de mediano y largo plazo.

Aun cuando el informe de los expertos tenía que entregarse en marzo a La Moneda, el escritorio de la Presidenta Michelle Bachelet sigue esperando. Liderado por la ministra de Minería, Aurora Williams, el trabajo se divide en cuatro subcomisiones: desarrollo tecnológico, dirigida por Carlos Ladrix; sustentabilidad, a cargo de Álvaro García; impacto país e inversiones, encabezada por Sergio Hernández; y mercados, dirigida por Gustavo Lagos.fundiciones2

En abril fue el subsecretario de la cartera, Ignacio Moreno, quien anunció que antes de finalizar ese mes las conclusiones estarían en manos de la Presidenta. Pero tampoco llegaron. Las sucesivas postergaciones incluso hicieron que se cambiara el nombre de un panel que abordaría esta materia durante Expomin.

“El seminario sobre fundiciones tuvo que modificar el título de uno de sus paneles. No pudo ser ‘Propuestas del Gobierno para las Políticas de Fundiciones’, porque evidentemente todavía no están definidas”, señala Sergio Hernánadez, vicepresidente ejecutivo de Cochilco e integrante de la comisión.

Redacción

En Chile hay siete fundiciones: cuatro de Codelco, una de Enami y dos privadas. El proceso de fundición y refinación de mineral permite la elaboración de cátodos de cobre, producto con valor agregado que se vende a mayor precio en el mercado externo.

“Es un tema muy discutido, en el que participaron todos los actores de la minería para que la Presidenta tenga una opinión general de todo el país”, señala Hernández. ¿Cuándo terminará el suspenso? “No lo puedo anticipar. Lo único que puedo decir, es que el trabajo de las subcomisiones internas terminó y que el informe final debiera estar muy pronto.

Durante mayo, de todas maneras”, afirma Hernández. Pero obviamente nos hacemos cargo de las preocupaciones estratégicas que el país tiene en minería, que tiene mucho que ver con el proceso de desarrollo industrial del cobre, que está cada día más bajo”, sostiene.

Mix apropiado

¿Fundir en China o desarrollar la industria en Chile? “Yo creo que las dos. Las dos, porque los chinos tienen una capacidad industrial muy potente. Además, no es posible fundir aquí el 100% del cobre que producimos. Yo creo que tenemos que ver a los chinos como aliados, porque también son grandes consumidores”, explica el directivo de Cochilco.

fundiciones-tabla

Esta visión tiene varios pasos ya dados. El 29 de mayo, por ejemplo, ambos gobiernos suscribieron un memorándum de entendimiento, por el cual se refrendan las voluntades de sus autoridades políticas para facilitar un nuevo nivel de complementación, donde Chile es reconocido como un gran oferente y, el país oriental, como un gran consumidor.

¿Cuál debiera ser la proporción? Un tema con pocas coincidencias entre los integrantes de la comisión presidencial. Lo único claro para la mayoría es que la capacidad a nivel local es insuficiente para la demanda actual y futura de procesamiento de concentrados, y que la propia infraestructura requiere de fuertes inversiones para seguir operando. Sin hablar de ponerse al día en lo tecnológico y cumplir con las normas ambientales.

Hernández no anticipa posiciones. “No puedo hablar de porcentajes. Es un mix”. Pero precisa que “hay que tomar consciencia que Chile sí necesita producir más cobre fino, pero no por un problema populista de valor agregado, porque sí no más”. La motivación de fondo, asevera, “es no llegar a depender totalmente de un tercero”.

Infraestructura

Sin embargo, recuperar la capacidad de refinación y fundición local no es un objetivo simple, ni barato. Así lo reconoció la propia ministra Aurora Williams, en Expomin 2016. “Nos enfrentamos al hecho de que si bien Chile domina la producción mundial de cobre, la infraestructura de sus fundiciones y refinerías no está a la altura de ese liderazgo”, comentó.

En esta línea, las plantas de Codelco han centrado buena parte del debate. En especial por la complicada condición de deterioro en que se encuentra la Fundición Chuquicamata, además de las adecuaciones pendientes en Potrerillos, Ventanas y Caletones.

fundiciones3

Estas tres últimas, más Paipote de Enami, tienen corriendo contra el tiempo a sus ejecutivos para ejecutar las modificaciones tecnológicas requeridas para reducir sus niveles de emisiones de gases contaminantes, de acuerdo a lo que establece la ley. El Decreto N° 28 del Ministerio de Medio Ambiente de 2013, estableció a contar de 2018 nuevos límites a la emisión de material particulado (MP), dióxido de azufre (SO2), arsénico (As) y mercurio (Hg) en las fundiciones.

Sin embargo, en los gremios mineros esta obligación llega en mal momento. Las inversiones asociadas a las mejoras ambientales en las fundiciones encuentran a las empresas con una situación financiera debilitada por la caída en el precio del metal rojo y una menor productividad de los yacimientos.

Difícil decisión

La posición del sector se orienta a postergar la entrada en vigencia de la norma, ya que aún cuando sea implantada en el país, seguirá siendo un estándar más bajo que en otros mercados que ya han definido que sus fundiciones capten el 99% de las emisiones.

Este impopular punto de vista suscita el rechazo de organizaciones ambientales. Para el máximo ejecutivo de Cochilco las adecuaciones en las plantas tendrán que asumirse, mientras la obligación legal así lo demande.

Sin embargo, la comisión de expertos puede proponer a la Presidenta aplazar la entrada en vigencia y apostar por un umbral de captura más alto. “Eso es parte del debate que tenemos y que la Presidenta resolverá, pero por ahora están las leyes y hay que cumplirlas”, concluye Hernández.

Task force

La Fundición Chuquicamata es caso aparte. La preocupante situación de sus instalaciones ha llevado, entre otras reacciones, a que el senador Guido Girardi, dijera que estudiará acciones legales contra la estatal si esta unidad no cumple con la nueva norma.

La respuesta no se hizo esperar. Altas fuentes de la corporación lamentaron lo señalado por el parlamentario y aseguraron que Codelco cumplirá con la normativa. Con este objetivo, la presidencia ejecutiva instruyó la conformación de un equipo especial de profesionales con el mandato de generar los cambios necesarios en los plazos estipulados.

Sin embargo, a largo plazo, la respuesta para mantener las capacidades de procesamiento y ampliarlas seguirá otra ruta. La estatal resolvería cerrar la Fundición Chuquicamata y construir otra más moderna y adaptada a los estándares ambientales más exigentes.

Agregar un comentario

Top