Shell, Mitsui y Wärtsilä invertirán US$800 millones en central a gas

Central a Gas

Los sucesivos road-shows de las autoridades de gobierno, junto con dirigentes gremiales de la industria, generando confianzas y difundiendo los lineamientos de la Agenda de Energía entre inversionistas del rubro eléctrico en Europa, Asia y América, está dando sus frutos.

Un ejemplo es Andes S.A., consorcio conformado por tres gigantes extranjeros: Shell, de Holanda; Mitsui, de Japón, y Wärtsilä de Finlandia, que busca ser un actor relevante en el mercado y sus planes son en grande en el mercado de GNL en Chile.

En las próximas semanas el directorio de la compañía definirá si participa en la próxima licitación eléctrica que alista el Ministerio de Energía, para lo cual alistan el que será su primer proyecto en Chile. Antes de culminar 2016, Andes S.A., ingresará a tramitación el Estudio de Impacto Ambiental Andes LNG, cuya puesta en marcha está contemplada hacia el año 2020 y requerirá una versión de US$800 millones.

Se trata de un proyecto de generación eléctrica en base a gas natural, que pretende complementarse con las energías no convencionales de la zona. El objetivo es mantener un flujo continuo de operación y apoyar a la matriz durante las horas en las que las plantas fotovoltaicas dejen de emitir electricidad. Tendrá una potencia de 540 MW y usará un bajo consumo de agua en sus procesos.

Andes LNG no contempla la construcción de un puerto en la costa, pues su sistema de terminal marítimo de regasificación estará emplazado cerca de dos kilómetros al interior del mar.

Su sistema de alimentación será a través de un ducto subterráneo y la instalación de generación se emplazará en las cercanías de la carretera 5 Norte, a 40 kilómetros al norte de Vallenar. Sus motores no utilizarán diesel ni carbón, sino que gas licuado.

En su construcción se estima empleará 1.200 trabajadores y su operación será con 120 trabajadores.

Desafíos

Autoridades regionales advierten las complicaciones que debe abordar una vez inicie su tramitación ambiental. Lo anterior, por las comunidades que podrían verse afectadas, las áreas protegidas y especies vulnerables. El tema no es menor si se considera que la iniciativa contempla un ducto de 90 kilómetros y que tendría que pasar por sitios prioritarios, como desierto florido.

Por otra parte, los inversionistas no están dispuestos a construir grandes complejos de generación en base a gas natural si es que no van a ser despachados de manera permanente. A esto se suma que los contratos con proveedores de gas son “take or pay”, lo que significa que deben pagar el gas sí o sí, lo consuman o no.

Los socios

En el desarrollo del proyecto de GNL presentado al titular de Energía, Mitsui está presente a través de Mitsui O.S.K. Lines Ltd. Se trata de una de las compañías más grandes a nivel mundial en el transporte marítimo y los servicios de logística.

Otra de las compañías que está detrás del proyecto es Shell, anglo-holandesa con amplio conocimiento de este sector. Wärtsilä es líder global en soluciones de energía de ciclo de vida completos para los mercados marinos y energéticos.

Agregar un comentario

Top