Tecnología en Mina: AIRE FRESCO. NI MÁS NI MENOS

VOD Mining TAG

Según la empresa Mining TAG, ahorros entre 20% y 50% promete la metodología Ventilation On Demand (VOD). Con una licitación en curso, Chuquicamata Subterránea se convertiría en la mayor instalación con este sistema de gestión inteligente.

Por Alfredo Galleguillos C. // Fotos Cristián de la Fuente y Mining Tag

Popularmente, la tecnología TAG se conoce por los pórticos de telepeaje en las autopistas concesionadas de Santiago. Pero sus aplicaciones se han extendido a ámbitos diversos, como la minería, donde la empresa Mining TAG ha permitido mejorar la seguridad, productividad y rentabilidad de las operaciones.

“Utilizamos TAG para ubicación, rescate y control de personal, vehículos y equipos al interior de las faenas”, comenta Sergio Valenzuela, socio y gerente general de la empresa fundada el año 2010, con foco en integración tecnológica. Entre sus clientes figuran Codelco, Minera Escondida, Lundin Mining, Pucobre y Anglo American, además de varias contratistas del rubro.

Mining TAG VOD
Sergio Valenzuela, socio y gerente de Mining TAG.

Hace poco Mining TAG estableció una alianza con la canadiense Howden Simsmart Technologies, cuyas innovaciones han permitido introducir una nueva generación de “Ventilación bajo Demanda” (VOD), que implica automatizar los flujos de aire fresco en minas subterráneas, con lo que se pueden conseguir mayores niveles de eficiencia.

Casos reales han demostrado ahorros energéticos entre 20% y 50%. Además de un beneficio financiero, implican varias toneladas menos de gases con efecto invernadero, lo que puede contabilizarse entre los logros ambientales de sustentabilidad corporativa, expone el ejecutivo de Mining TAG.

– ¿Qué es VOD?

– Es Ventilation On Demand, una técnica que se basa en conocer en todo momento cuál es la demanda real de aire fresco. Un proyecto comienza con una evaluación total de la mina. Un software determina los requerimientos para satisfacer los niveles de ventilación. VOD mezcla el concepto de demanda con el concepto de control automático, asociado con la capacidad para abrir o cerrar puertas, direccionar flujos de aire y regular la potencia de los ventiladores. La finalidad es proporcionar el aire fresco requerido, ni más ni menos.

– ¿Cuál es la metodología para determinar los niveles de servicio?

– Lo principal es determinar cuál es la demanda real en el tiempo y cómo va cambiando. Y eso se hace normalmente minuto a minuto.

– ¿Qué se debe monitorear?

– La ubicación y el estado de los equipos. La demanda por equipos pesados es la variable crítica al momento de actuar sobre la ventilación.

– ¿En lo técnico, cómo podemos determinar esa variación en la demanda?

vodinfo
Pulse imagen para abrir en ventana nueva.

– A través de sistemas de localización. Son sistemas basados en TAGS, que indican en qué área están trabajando los distintos equipos y en qué área hay personal. También pueden indicar si un equipo está prendido o apagado.

– O sea, el circuito no solo establece ubicación, sino que también el estatus. Es más que un GPS convencional.

– No es un GPS subterráneo solamente. Puede transmitir otros datos, temperatura del motor o determinar el estado eléctrico de encendido o apagado.

– ¿Este tipo de ventilación inteligente requiere sensores o controladores específicos, de un proveedor exclusivo?

– Nosotros trabajamos con Howden Simsmart, pero hay otros. Los clientes buscan reutilizar lo que tienen instalado. Las distintas marcas utilizan protocolos estándares, lo que permite tomar el dato de un sensor de una marca “x” e incorporarlo dentro del sistema.

– ¿Cómo y hasta qué nivel se puede automatizar la ventilación de una mina subterránea?

– Eso depende particularmente de la magnitud de los espacios a controlar, la disponibilidad de redes de comunicaciones y sistemas de ventilación, así como las aspiraciones y presupuesto del mandante. Uno apunta, como primer nivel de optimización, a medir de forma remota, instalar sensores de gas, de flujos, entregar los datos hacia una sala de control y que ahí el experto vaya ajustando los niveles de operación en forma manual. Esta persona puede controlar distintos ventiladores, prendiendo, apagando, abriendo y cerrando puertas.

– ¿Y luego?

– Al escalar el nivel de optimización se agregan rutinas programadas. Si la concentración de CO2 excede parámetros predefinidos, el sistema aumenta la rotación del ventilador principal. También ante eventos regulares, como cambios de turno o tronaduras. Desde aquí se puede tener todo automatizado, con balances básicos.

– ¿El operador humano puede quedar totalmente excluido de la operación?

– Ante incidencias o registros fuera de rango, VOD puede emitir alertas a supervisores para que intervengan directamente, incluso en forma remota.

 

VOD para Chuqui Subterránea

– ¿Y en Chile hay alguna iniciativa específica en ejecución?

– Hoy día hay un proyecto, que es Chuquicamata Subterránea, que está en etapa de licitación. Están apuntando a una optimización total y en caso de ejecutarse, vendría a ser el proyecto de Ventilación On Demand más grande a nivel mundial, por la cantidad de equipos para automatización y para medición que incluiría. Codelco ha decidido adoptar el mayor estándar posible y están apostando al máximo ahorro en operación.

– ¿En qué etapa está lo de Chuquicamata?

– Están las propuestas entregadas a la espera del resultado Codelco debería tomar una decisión dentro de este año.

Ahorros entre 20% y 50%

Detrás de los sistemas de ventilación inteligente existe una lógica irrefutable. Según Valenzuela, hay casos en que no puedes operar todos los equipos en todos los sectores al mismo tiempo, porque no tienes la capacidad instalada de ventilar o, simplemente, porque la inversión para permitir esto representa un costo imposible de asumir.vod1

“Aumentar la capacidad de ventilación incluye modificaciones mayores a la ventilación principal, mayores piques de extracción y eso es caro. Varios millones de dólares como inversión. El hecho de llegar a un sistema de VOD te permite darle un mejor uso a la capacidad instalada y en base a eso tener más equipos funcionando a la vez, ya que no estás llevando aire adonde no se requiere”, concluye.

– ¿A qué nivel de ahorros se puede llegar?

– En una mina que esté bien diseñada, funcionando con niveles básicos de automatización, los ahorros siempre parten desde un 20% del consumo energético al pasar a VOD. Hay experiencias de minas que no han tenido un nivel óptimo al iniciar el proyecto y se ha llegado a más de un 50% de ahorro. Depende de la línea base. Un cliente que quiere hacer la inversión completa, para llegar a un nivel alto de optimización, buscamos lograr un 30% de ahorro, al menos, en comparación con la línea base.

– ¿Cuál es el retorno de la inversión en este tipo de proyectos?

– Los payback normalmente andan cerca a los 18 meses. Solo por ahorro en nueva infraestructura, el payback puede ser alto e inmediato. Pero en una mina donde no tengas los requerimientos adicionales de infraestructura, los beneficios son a nivel de ahorro de energía y en mejora de los tiempos de operación. Al automatizar la ventilación, puedes mejorar tus tiempos de sitio también, es decir, volver a ocupar los frentes más rápido. Eso significa un aumento de productividad sumado al ahorro en energía. Así la inversión puede recuperarse en 18 meses, lo que es un buen estándar.

Agregar un comentario

Top