Tierras Raras: El otro potencial minero

En Chile se detectaron importantes concentraciones de las denominadas “tierras raras”, metales que son altamente demandados por la industria tecnológica.

Por Adrián Martínez // Fotos Ministerio de Minería y Minera Biolantánidos

Tienen particulares propiedades magnéticas, electroquímicas y de alta luminosidad, las que permiten que sean utilizadas para la fabricación de computadores, smartphones, tablets y pantallas de televisores, entre otros aparatos tecnológicos.
Estamos hablando de las denominadas “Tierras Raras”, o REE (Rare Earth Elements), como se conoce a un grupo de 17 metales blandos, como son el Lantano, Escandio, Itrio, Cerio, Praseodimio, Prometio, Neodimio, Terbio, Samario, Europio, Gadolinio, Disprosio, Lutecio, Holmio, Erbio, Iterbio y Tulio.

En Chile la mayoría de ellos (16) aparecieron en los mapas geoquímicos elaborados por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), en el marco del Plan Nacional de Geología. Dichos análisis efectuados en todo el país arrojaron que están presentes en altas concentraciones tanto en zonas del norte como del sur, y que incluso se les puede hallar en los relaves y botaderos de las faenas mineras.

¿Por qué raras?

El nombre de “Tierras Raras” se debe a lo difícil que resulta extraerlas y separarlas de los metales que las acompañan, ya que es poco común encontrarlas de manera pura en la naturaleza. A lo anterior se suma el hecho que el proceso extractivo utilizado habitualmente resulta muy dañino para el medio ambiente.

tierras-raras-3

En China, por ejemplo, que concentra el 95% de la producción de estos minerales a nivel mundial, las faenas mineras han provocado altos niveles de contaminación, al no controlar los agentes químicos que se utilizan en su procesamiento.

Aún así, la demanda por este tipo de metales ha aumentado ostensiblemente en los últimos años, de la mano del desarrollo de la tecnología en las áreas de las comunicaciones, automotriz y defensa.

100% chilenas

En la Región del Biobío, especialmente en las localidades de Penco, Coelemu y Curanilahue, se pudo constatar la presencia en altas concentraciones de estos metales blandos, lo que despertó el interés de inversionistas nacionales y extranjeros por iniciar su explotación en el país.

En la primera de ellas la Minera BioLantánidos -iniciativa del grupo Minería Activa y con el apoyo de CORFO- ya instaló una planta piloto y proyectaban comenzar a producir durante este año.tierras-raras-2

En el Gobierno, particularmente en el Ministerio de Minería, las “Tierras Raras” son vistas como una buena opción para diversificar la producción minera, atraer más inversiones, ampliar la oferta laboral y potenciar la innovación.

“Si bien China es quien domina en esta materia, se espera que la demanda vaya en aumento, dado que también entre naciones industrializadas -como Alemania y Estados Unidos- crece la necesidad de contar con estos elementos para fabricar y ofrecer más tecnologías. Estos países podrían ser los futuros importadores de “Tierras Raras” chilenas”, sostiene la ministra del ramo, Aurora Williams.

“El mayor interés de los inversionistas por descubrir nuevos minerales en el sur demuestra que Chile es un país minero en toda su extensión. Las potencialidades de la zona están llamando cada vez más la atención, y el Gobierno está brindando las facilidades con el objetivo de diversificar la explotación de nuestros recursos naturales y con ello potenciar el desarrollo económico regional”, agrega la titular de Minería.

Agregar un comentario

Top