Estatal redefine plan quinquenal a US$ 18.000 mills.

Codelco
Los proyectos que mantienen su programa son Chuqui Subterránea y Traspaso Andina, cuya entrada en operación se prevé para 2019 y 2020, respectivamente. Rajo Inca, en División Salvador, avanza su trabajo de prefactibilidad.

Una comunición interna de Codelco informó que la administración y el directorio resolvieron reprogramar inversiones por US$2.251 millones en relación al plan original -que contemplaba en un inicio inversiones por US$25.000 millones, posteriormente US$23.000 millones y actualmente unos US$20.000 millones-, lo que significa que para el quinquenio a 2020 invertirá cerca de US$18.000 millones.

“Para el mediano y largo plazo, modificaremos la estrategia para la materialización de los proyectos, pasando de un plan de desarrollo simultáneo a uno que los reprograma secuencialmente. Esto permitirá una mejor gestión, asegurando la solución de problemas técnicos, la disponibilidad de recursos, el resguardo de los niveles de producción, entre otros aspectos”, explica el documento de Codelco.

Pasan atrás

codelco-reprogramacion
Nuevo plan de proyectos de Codelco. Pulse la imagen para ampliar.

 

En concreto, la minera optó por postergar hasta 2024 el proyecto Radomiro Tomic Sulfuros Fase II, iniciativa con resolución de calificación ambiental (RCA) aprobada este año, y que proyectaba su inicio de operación a fines de 2017. Desde la administración ya habían indicado que el proyecto -que contemplaba una inversión de unos US$5.400 millones, la mayor en la historia de la empresa- “no volaba” con los precios del cobre actuales.

A esto se suma la decisión de extender la suspensión del proyecto Minería Continua, a implementar en yacimiento Río Blanco de División Andina. Así, su primer hundimiento ocurriría en 2019. Además, se postergó el desarrollo de la mina del tercer panel inferior en la misma división.

Teniente y Andina

En cuanto a Nuevo Nivel Mina El Teniente, la administración sinceró su inicio para 2023. Esta iniciativa -que fue suspendida por problemas geomecánicos en el macizo rocoso- mantendrá su producción estimada inicialmente de 137.000 toneladas por día (tpd), que equivalen a una producción en régimen en torno a 434.000 toneladas de cobre fino al año.

En la estatal  dicen que, por ahora, este proyecto “sigue con el desarrollo de su zona de explotación, mientras se trabaja para solucionar técnicamente la construcción de los túneles”.
Chuquicamata
Finalmente, el proyecto expansión Andina (ex Andina 244), actualmente en prefactibilidad, se proyecta un yacimiento de mayor tamaño, con una producción de 150.000 toneladas por día, que iniciará su operación hacia 2024.

La suma de los camb ios “implicará reprogramar inversiones por US$2.251 millones en relación al plan original, por lo que para el quinquenio 2020 el plan alcanzará US$18.000 millones, contribuyendo así a una mayor sostenibilidad de la cartera de proyectos”.

Los que se mantienen

Los proyectos que mantienen su curso son Chuquicamata Subterránea y Traspaso Andina, que proseguirán su construcción de acuerdo a lo planificado, con inicio de sus operaciones en 2019 y 2020, respectivamente.

En cuanto al proyecto estructural de División Salvador, Rajo Inca, avanza en su prefactibilidad. La semana pasada, la empresa ingresó a trámite la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) el proyecto de continuidad de Salvador, que apunta a un sistema para filtración de concentrados y recuperación de recursos hídricos avaluado en US$55 millones.

Con información propia y de Pulso.

Agregar un comentario

Top