OPINIÓN: Compromiso de la gran minería contra cambio climático

Joaquin Villarino, Consejo Minero

Por Joaquín Villarino, presidente ejecutivo de Consejo Minero.

Terminaron las negociaciones sobre cambio climático en Marrakech y a la fecha son 114 naciones las que han ratificado el acuerdo de París, de las 197 que forman parte de la convención. El gobierno de Chile presentó el proyecto de ley que contiene este acuerdo el pasado 21 de octubre al Congreso para su aprobación. Como Consejo Minero apoyamos su pronta ratificación para que nuestro país pueda ser parte activa de este acuerdo.

En París se instó a las naciones a proponer un plan para reducir sus emisiones de carbono. En materia de mitigación, la contribución de Chile compromete una reducción de emisiones por unidad de PIB de un 30% al año 2030 con respecto al 2007 y una ambición mayor, de hasta un 45%, si se cuenta con aportes monetarios internacionales para ello. Todo lo anterior, si es que se da un crecimiento económico futuro que le permita implementar las medidas adecuadas.

Para alcanzar estos compromisos en mitigación sin dañar nuestro crecimiento y desarrollo sustentable, lo primero será identificar como país las acciones y medidas adecuadas.

Diez principios

Como sector, ya comenzamos a trabajar. El Consejo Minero creó 10 principios que abordan la mitigación, adaptación y desarrollo de capacidades. Este documento, junto con reconocer que la actividad minera emite gases efecto invernadero, deja explícito el aporte de la industria en diferentes ámbitos.

Referente a la mitigación, apoyamos la adopción de medidas costo efectivas. En particular, impulsamos el uso de instrumentos basados en el mercado y aquellos que propicien la innovación, además de la promoción de tecnologías de baja emisión para la generación eléctrica y la eficiencia energética para reducir emisiones de gases de efecto invernadero; esto último, sin descuidar los objetivos de suministro económico, seguro y continuo, algo que es fundamental para la minería.

El principal aporte de la industria minera en términos de emisiones se asocia al consumo energético, tanto eléctrico como por del uso de diversos combustibles. Como sector hemos propuesto mantener y profundizar la eficiencia energética en las operaciones, compartiendo los avances, las mejoras e innovaciones implementadas.

En el ámbito de la adaptación, creemos que es importante continuar incluyendo en el diseño y operación de las faenas mineras la necesidad de adaptación al cambio climático, esto último también para las comunidades aledañas a las operaciones, en el marco de los procesos de relacionamiento y creación de valor compartido.

En sí, el cobre

Por último, nos resulta de gran importancia relevar el aporte que hace la actividad minera a la mitigación mediante la producción de metales que permiten una transmisión y uso eficiente de la electricidad; en ese sentido, el cobre es uno de los metales que más beneficios aporta, siendo un excelente conductor energético con un 99,9% de efectividad y un mineral 100% reciclable.

En definitiva, mediante estos principios el sector de la gran minería, que es fundamental para el crecimiento sostenible de Chile, se compromete a continuar participando activamente en las distintas iniciativas públicas y privadas que propicien la búsqueda de medidas para la mitigación, adaptación y fortalecimiento de capacidades en materias de cambio climático, consistentes con las ideas anteriormente mencionadas. Invitamos a otros sectores que se sumen, porque el cambio climático es un desafío global que nos involucra a todos.

Columna de opinión publicada en La Tercera el viernes 2 de diciembre de 2016.

Agregar un comentario

Top