Coquimbo y Valparaíso, regiones con mayor potencial para reutilización de aguas

  • Si se reutilizaran las aguas grises de la Región de Valparaíso, con énfasis en la minería, el PIB regional crecería 13% y se crearían 83.303 empleos.
  • La conclusión forma parte de un estudio presentado en Water Week 2017 y que forma parte del libro “Desafíos del Agua para la Región Latinoamericana”, desarrollado por Fundación Chile.

Un estudio de participación público-privada ejecutado por Fundación Chile confirmó que Valparaíso y Coquimbo serían las regiones con mayor potencial de reutilización de aguas residuales, como respuesta al cambio climático y escasez del recurso hídrico.

La investigación forma parte del libro “Desafíos del Agua para la Región Latinoamericana” que fue presentado en Water Week Latinoamérica 2017, que se desarrolla en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

La realidad del cambio climático y el estrés hídrico en muchos países del mundo; y de manera particular en Chile, los recurrentes periodos de sequía, la heterogeneidad geográfica y el alza de la isoterma, han impulsado la búsqueda de nuevos mecanismos de abastecimiento de agua, entre ellos la recolección de aguas lluvias, el trasvasije de aguas desde cuencas, la desalinización de aguas marinas y el reúso de aguas residuales tratadas.

Mejores condiciones

Los sistemas de reúso de aguas residuales son una alternativa ya utilizada para suplir la falta de agua en países como Israel, Singapur, Australia y España. Chile es uno de los países que experimenta estrés hídrico hace algunos años y las regiones de Valparaíso y Coquimbo han demostrado tener las mejores condiciones para la aplicación de este sistema, con beneficios para la agricultura, la minería, la industria y el consumo poblacional.

En Coquimbo existen 3 emisarios submarinos (conductos que bombean agua residual) que proveen el 67% del agua de reúso, 19 plantas urbanas (29%) y 71 plantas rurales (2,6%). La demanda regional es de 415.602 m³/año, liderada por el sector agrícola, la minería, la población y la industria. El agua disponible para reúso cubre apenas el 8% de la demanda regional.

Valparaíso tiene 30 comunas declaradas en emergencia agrícola, 25 sectores con restricción para nuevas explotaciones subterráneas y 30.000 personas abastecidas con camión aljibe a un costo anual de $1.440 millones (el año 2015). La oferta de aguas residuales corresponde en un 64% a emisarios submarinos, 32% a plantas urbanas de tratamiento de aguas servidas y un 4% a plantas rurales.

Impacto económico

La normativa sanitaria vigente no regula específicamente el servicio de reúso de aguas servidas tratadas y actualmente se tramita un proyecto de ley de reúso de aguas grises.

De acuerdo a la investigación, Valparaíso experimenta escasez hídrica hace 7 años. La agricultura demanda el 79,8% de las extracciones de agua dulce para sus procesos productivos, su población consume el 12,4%, las faenas mineras un 4,3% y las industrias de la región un 3,5%.

Si se utilizara el total de las descargas por emisarios submarinos -en caso de priorizar la agricultura básica, destinando el 95% a este sector- se obtendría un alza del 1,7% en el PIB y 18.446 nuevos empleos.

A su vez, si se priorizara la minería con un 15% del recurso, un 10% a la industria y un 59% a la agricultura, se estima que el PIB se elevaría un 13%, generando 83.303 nuevos empleos.

Este caso de innovación en modelos de extracción, procesamientos y oferta de agua, además de la transferencia de tecnología en regiones, constituye una de muchas experiencias que se debaten en Water Week Latinoamérica 2017, en el marco del Día Internacional del Agua que se conmemoró ayer.

Fuente: Fundación Chile y Water Week LA 2017

Agregar un comentario

Top