Mineras extienden contratos para ajustar precios eléctricos

Hidroeléctrica Angostura de Colbún
  • Pese a la rigidez de los contratos eléctricos de los clientes libres, las empresas han logrado reducir su costo por MW con extensas negociaciones.

A distintos mecanismos se están acogiéndose las empresas mineras con el fin de aprovechar la baja en los precios en el mercado energético, como consecuencia de la sobreoferta y la irrupción de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

Y uno de los mecanismos más usados dice relación con la extensión de los plazos de los contratos, con la condicionante de una reducción en los acuerdos suscritos antes del descenso de los precios del sector, es decir, desde 2015 hacia atrás.

Este fue el caso de Minera Valle Central que acordó con Pehuenche una disminución de los precios de la energía de modo de ajustarse a las nuevas condiciones de mercado, a cambio de una extensión del plazo del contrato por tres años, desde 2024 hasta 2027.

Dicho acuerdo también contempla “exclusividad de suministro por aumentos de consumo de hasta 15 MW que Minera Valle Central contempla a futuro en su plan de inversiones, todo lo cual resulta favorable para Pehuenche, considerando la nueva realidad que enfrenta actualmente el mercado eléctrico nacional”, informó la generadora.

Este, sin embargo, no sería un caso puntual, sino una práctica generalizada al momento de renegociar los contratos por parte de las empresas intensivas en energía como la minería y las generadoras, ya que generaría un ´win/win’: por un lado las empresas eléctricas podrían asegurar que suministrarán energía por un período de tiempo más largo, evitando de esta manera el spot, al tiempo que las compañías contratantes podrían aprovechar parte de los beneficios que presenta el sector.

Así explica María Isabel González, ex secretaria ejecutiva de la CNE y gerente general de Energética: “Muchos clientes que ya tienen la condición de clientes libres, pero tienen contratos a precios muy altos por la realidad del mercado, y como en general son contratos de largo plazo -8 o 10 años-, muchos se están acercando a sus proveedores, algunos de los cuales ha estado abierto a reconocer que las condiciones del mercado han cambiado, por lo que les ofrecen descuentos en el precio a cambio de alargar un poco el contrato”.

En este sentido explicó que los beneficios de la transacción generalmente se traducen en alargar uno o dos años el contrato, con el fin de asegurar la venta de energía por más tiempo.

Cabe destacar que no sólo las empresas de mediana minería, como Minera Central o Pucobre, han optado por la renegociación de sus contratos, también la gran minería. Esto, pese a que dichos acuerdos tienden a ser rígidos en su ejecución, sobre todo frente a temas de mercado.

El caso más potente es Pelambres con Alto Maipo, que incluso optó por perder varios cientos de millones -cuando se salió del proyecto en el que participaban con AES Gener- a cambio de que se le recortara en un 20% el precio que su contrato proyectaba, el que estaba cifrado en unos US$100/MWh.

Fuente: Diario Pulso

Agregar un comentario

Top