Cochilco sorprende con proyección de US$ 2,60 para 2017

  • Escondida, Cerro Verde y la operación de Freeport en Indonesia inciden en una menor producción para este año. 
  • Durante 2018, dijo el organismo asesor, el precio promedio se mantendría en el mismo valor.

Por Minería Total Digital

El Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco, Sergio Hernández, anunció que se elevó a US$ 2,60 el precio promedio de la libra de cobre para este año, valor superior al US$ 2,40 que la institución proyectó en su anterior Informe Trimestral, y para el año 2018 anticipó el mismo precio promedio para el metal rojo.

En las jornadas previas se anticipó el ajuste al alza del precio proyectado para la libra de cobre, lo que se confirmó con el anuncio de hoy viernes. Sin embargo, los analistas habían coincidido en un incremento de 10 centavos de dólar, y no de 20 como determinó oficialmente la comisión asesora en materias mineras.

Hernández explicó que el alza para 2017 se debe a la menor producción de cobre esperada a nivel mundial dado los problemas que tuvo Freeport McMoran para exportar concentrados de cobre en Indonesia y las paralizaciones de producción en Minera Escondida, en Chile, y Cerro Verde, en Perú.

Menor producción

“Este conjunto de disrupciones generó expectativas de que durante 2017 el balance mundial del mercado del cobre refinado presentaría déficit, potenciando el sesgo alcista del precio. Cochilco prevé que se producirá una corrección a la baja en la proyección de producción mundial de cobre mina para el presente año, estimándose un crecimiento de 0,7% frente al 2,9% considerado en enero pasado”, explicó el Vicepresidente Ejecutivo.

Añadió que también se prevé un precio promedio del cobre de US$ 2,60 la libra para el año 2018 ya que se estima que hacia fin de año se producirá una leve recuperación de la demanda de cobre china.

“Creemos que en el tercer trimestre de este año se reactivará el mercado inmobiliario, los proyectos de infraestructura y red eléctrica en China lo que hace prever que se consolidará la demanda por cobre de este país en torno al 2%”, señaló Hernández.

Demanda mundial

El Director de Estudios y Políticas Públicas, Jorge Cantallopts, sostuvo que para este año se espera que la demanda mundial de cobre llegue a 23,7 millones de toneladas lo que implica un crecimiento de 1,7% respecto del 2016, inferior a lo pronosticado en enero.

Sin embargo, agregó que este menor crecimiento de la demanda no implica un impacto negativo en el precio ya que se espera que la oferta sea considerablemente más baja en relación con lo proyectado en enero pasado.

Añadió que la situación prevista para 2018 es similar a la que se registraría en el presente año, estimándose un crecimiento en la demanda global de cobre refinado de 1,6% frente al 2% estimado en enero. En este caso también el ajuste se explica por la corrección a la baja del crecimiento de la demanda en China desde 2,5% a 2,2%.

Expectativas de producción

El ejecutivo señaló que la producción mundial de cobre proyectada para 2017 sería de 20,4 millones de toneladas, es decir, solo 144 mil toneladas más que en 2016.

“Para 2018 prevemos una recuperación en la producción de Chile y un aumento relevante en la oferta proveniente de la R.D. del Congo, con lo cual la producción cobre mina experimentaría un alza de 3,2%, un punto porcentual por debajo de la proyección previa”, explicó Cantallopts.

Sostuvo además que las condiciones estructurales del mercado del cobre al cierre del primer trimestre anticipa para 2017 un mercado con un acotado déficit de cobre refinado de 85 mil toneladas, una ligera caída respecto de las 63 mil toneladas de déficit de la proyección previa.

“El déficit proyectado para el presente año equivale a poco más de un día de consumo global, por lo cual se considera un mercado en equilibrio. Esta condición que se extendería hasta el año 2018 para cuando se prevé un superávit de mercado de 43 mil toneladas de cobre”, puntualizó.

Plano local

En relación a la producción chilena de cobre mina para 2017, el Vicepresidente Ejecutivo señaló que se estima se situaría marginalmente por debajo de los 5,6 millones de toneladas de cobre, con un crecimiento de 0,8% respecto de 2016.

“Parte importante del aumento se explica por la baja base de comparación del año 2016 cuando la producción chilena registró una caída de 3,8%”, precisó.

Añadió que el efecto directo de la huelga en Minera Escondida, que se extendió por 43 días, implicaría una caída de producción de 180 mil toneladas respecto de la proyección efectuada en enero pasado.

Agregó que la huelga finalizó sin acuerdo por parte de los trabajadores, quienes extendieron legalmente el actual contrato colectivo por 18 meses, esto implica que en 2018 se debería efectuar un nuevo proceso de negociación bajo la vigencia de una nueva ley laboral.

“Sin embargo, en nuestra estimación de producción para dicho año no se hizo ningún supuesto por tal efecto, consecuentemente, se proyecta una producción de 5,9 millones de toneladas y un crecimiento de 5,9% respecto de 2017”, precisó.

Cochilco contribuyó a esta información.

Agregar un comentario

Top