Scania y su desafío de buses y camiones sustentables

Por Pamela Squella/ Fotos: Scania
Como ya lo han revelado variados estudios científicos, el dióxido de carbono es uno de los principales componentes nocivos de la contaminación del aire. Se le ha relacionado con el cambio climático y también con una serie de efectos adversos para la salud.

Consientes de aquello, en Scania trabajan permanentemente en el desarrollo de nuevas y  mejores tecnologías y soluciones limpias para sus camiones y buses. Una de sus últimas iniciativas en este sentido se refleja en su incorporación a la Global Industry Partnership on Soot-Free Clean Bus Fleets.

Esta es una alianza global promovida por la Climate and Clean Air Coalition o Coalición del Clima y Aire Limpio, que promueve iniciativas, proyectos y políticas para mejorar la calidad del aire y la protección ante el cambio climático. Una de ellas es, justamente, la que apela a la industria de vehículos a trabajar en el desarrollo de buses libre de contaminación.

SECUNDARIA

Reducción de costos

En esta línea, el compromiso de Scania involucra introducir – durante 2018-  modernos buses cero emisiones en 20 de las mayores ciudades del mundo, situadas en África, Asia, Australia y América Latina. En esta última región está incluido Santiago de Chile junto con Buenos Aires (Argentina), Bogotá (Colombia), Ciudad de México (México), Lima (Perú) y Sao Paulo (Brasil).

El fabricante sueco ha informado que esta misión – de transitar desde buses con motores convencionales a autobuses urbanos con combustibles y bloques más limpios- compromete a todos los actores involucrados. Por ejemplo, las ciudades deberán implementar políticas en pos de asegurar la infraestructura y el combustible adecuado para los nuevos vehículos, lo que deriva en que los proveedores de energía, incluidos los importadores y refinadores, deban invertir en combustibles más limpios. A su vez, los futuros propietarios de las nuevas flotas de Scania priorizarán la adquisición de tecnologías limpias en cumplimiento con los nuevos estándares. 

Junto con enfrentar el tema medioambiental,  Scania ha destacado que este compromiso generará también una reducción de los costos operacionales. “Para hacer frente al desafío de la mala calidad del aire y el cambio climático, Scania se enorgullece de ofrecer soluciones de autobuses limpios que operan a un costo menor que las actuales operaciones de diésel convencionales”, resume Karin Rådström, head of Buses and Coaches de Scania.

Agregar un comentario

Top