Prueba Renault Alaskan: Francesa con esencia japonesa

Texto: Gabriel Baeza / fotografías: Cristian de la Fuente           

Ya no es novedad que casi todas las marcas quieren ingresar al reñido mercado de las camionetas, especialmente al de las medianas, el que se lleva grandes niveles de ventas en muchos mercados del mundo. Tanto es así que en nuestro país el modelo más vendido de todo el mercado el año 2017 es una camioneta de este segmento, y no es la primera vez.

Por esto, no es de extrañar que Renault haya querido ingresar a este nicho, y recurrido a una plataforma probada y muy buena, como es la Nissan NP300, para desarrollar la Alaskan. Esta misma plataforma es la que usa la recientemente lanzada a nivel mundial Mercedes Benz Clase X, y demuestra todo el potencial que tiene.

Para comenzar, es en su exterior en donde encontramos las mayores diferencias con sus hermanas. Su frontal es muy robusto, con un gran rombo central que incluso parece querer ingresar a su capot. Las luces delanteras cuentan con tecnología LED y tienen luces diurnas con la tradicional forma de C que está adoptando la marca en sus últimos lanzamientos. La parte trasera también cuenta con un gran rombo central y el nombre del modelo bajo este.

RENAULT ALASKAN1927

El equipamiento exteriores muy completo en esta versión Intens tope de gama, las únicas disponibles por el momento, integrando llantas de 18 pulgadas con detalles diamantados, pisaderas, neblineros, barras en el techo, vidrios de privacidad, sensores de estacionamiento y cámara, así como detalles cromados en espejos, máscara y biseles varios.

Las dimensiones exteriores son muy amplias, estando en la parte alta de su segmento, con un largo de 5.318 mm, con un ancho de 1.850 mm y un alto de 1.815 mm, con una distancia entre ejes de 3.150mm y una distancia mínima al suelo de 227 mm. Su capacidad de carga alcanza los 1.000 kg, mientras que su capacidad de remolque con frenos llega a los 3.000 kg, con una capacidad de estanque de 80 litros.

Interior muy japonés

Abriendo sus puertas, nos encontramos con un interior que ya ahora si nos recuerda por completo a la de su hermana japonesa. Esto por un lado no es tan bueno al que espera algo más de diferenciación, pero por otro, significa tener un interior de buen diseño, probado y de gran calidad general de armado. Lo único que realmente cambia es el logo en el centro de su volante, ya que todo lo demás es idéntico a la NP300.

RENAULT ALASKAN1934

Su tablero de instrumentos es simple y moderno, con dos grandes esferas, la izquierda para el tacómetro y reloj de temperatura de refrigerante, y la derecha para el velocímetro y nivel de combustible. Entre estos, hay una pantalla a color que entrega diversa información, desde las puertas abiertas, sistema de tracción, sistema multimedia, computador a bordo, por mencionar lo principal.

Al centro, nos encontramos con una radio con pantalla central, no táctil, pero que sirve para ver información del sistema multimedia y de la cámara trasera en caso de retroceder. El acabado interior es negro piano, aluminio y cuero, algo que hasta hace años habría sido impensado para una camioneta de trabajo.

Su equipamiento interior es muy elevado, con asientos delanteros calefaccionados y de ajuste eléctrico el del conductor, tapizados en cuero negro con costuras blancas, volante multifunción con controles de la radio y velocidad de crucero, botón de encendido, completo equipamiento eléctrico, por mencionar lo principal.

RENAULT ALASKAN1942

La seguridad es bastante completa, integrando doble airbag frontal, cinturones delanteros con pretensores, llave con chip e inmovilizador, sensores de retroceso, frenos ABS con EBD, control de estabilidad ESP, diferencial de deslizamiento limitado, asistente de arranque en pendiente, control de descenso.

Motor diésel y suspensión multilink trasera

Ya llegando a su configuración mecánica, calca también a la de su hermana japonesa, lo que sigue siendo algo muy positivo. Integra un motor diésel de 2.3 litros dCi de cuatro cilindros en línea, 16 válvulas que entrega 160 Hp a 3.750 rpm con un torque de 403 Nm entre 1.500 y 2.500 rpm. Se acopla a una caja manual de seis velocidades y entrega un muy buen consumo, homologando 13,1 km/l en ciudad y 16 km/l en carretera, nada mal para sus casi 3 toneladas.

Su sistema de suspensión, si bien está pensada para el trabajo, equipa un sistema delantero de doble horquilla, muelle helicoidal, amortiguador telescópico y barra estabilizadora, mientras que atrás equipa un poco convencional eje rígido multilink, con muelle helicoidal, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora. Esta última es la que permite ofrecer una gran capacidad de absorción, mejor estabilidad y mayor suavidad que los clásicos paquetes de resortes, sin perder capacidad de carga.

RENAULT ALASKAN1921

La dirección es de piñón y cremallera, asistida hidráulicamente, sus frenos de disco adelante y tambores atrás, apoyados por ABS, EBD y asistente de frenada de emergencia. Permite cargar hasta 1.000 kg, mientras que su peso bruto vehicular alcanza los 2.910 kg. Puede remolcar hasta 3.000 kg si es que cuenta con frenos, y sus ángulos específicos son muy buenos, con 30° en de ataque, central de 25.4° y 27,9° de salida. 

Manejo casi de SUV

Ya es momento de manejarla, y nos encontramos ansiosos ya que es un modelo que nos gusta mucho. El ingreso es fácil, pese a su altura, y nos acomodamos rápidamente gracias a los ajustes de sus asientos. Atrás contamos con un muy buen espacio, así que podremos viajar con 4 acompañantes adultos sin problema, llegando hasta 5 totales.

Su motor suena poco y la verdad es que la calibración del motor y caja de cambio manual, en este caso, se siente muy bien amalgamada. Los desarrollos se sientes correctos, sin ser muy cortos como ocurre a veces en este tipo de camionetas, que buscan demasiado su parte de trabajo. Acá se nota el esfuerzo en tener un modelo más polivalente, cómodo y fácil de usarlo todos los días.

RENAULT ALASKAN1915

La visibilidad es muy buena gracias a su altura, y debido al gran capo con nervaduras laterales, sentimos aun mayor sensación de superioridad al circular por la calle. La aislación es excelente, y apenas se nota que llevamos un juego de llantas de 18 pulgadas y neumáticos de perfil 60. Se agradece esto debido a su altura, sin balanceos excesivos ni rebotes de suspensión que empañen su conducta.

El confort a bordo también se encuentra a muy buen nivel, con un equipo de sonido que permite transmitir música a través de Bluetooth o recibir llamadas por manos libres. El display eso si es algo simple y anticuado, donde tampoco encontramos una pantalla táctil, opción de mejor conectividad con nuestro Smartphone mediante Carplay o Android Auto, algo que ya está empezando a ser más común en otros segmentos y marcas.

Su manejo en ciudad es bueno, pero no se puede evitar sentir que su largo de más de 5,3 metros es algo excesivo cuando buscamos estacionamientos en zonas congestionadas o debemos movernos en lugares más justos. Su verdadero hábitat esta fuera de la ciudad, sea carretera o caminos secundarios. Un detalle a destacar son sus excelentes luces LED, que nos ayudan a que los viajes nocturnos tengan un extra de seguridad al iluminar muy bien y de manera muy amplia nuestro entorno.

RENAULT ALASKAN1000

Es saliendo a terrenos más agrestes, con caminos no pavimentados, que veremos como la Alaskan comienza a sentirse más y más cómoda. Primero, la suavidad de su suspensión mantiene la nota alta, y a medida que el camino aumenta su complejidad vemos como su amplio recorrido y buena calibración nos mantiene estables. Si llegamos a terrenos extremos, engranamos la reductora y podremos sortear obstáculos realmente complicados, inclusive nos queda el control de descenso y de ascenso, y el bloqueo de diferencial 100% del eje trasero.

Buscándole los puntos débiles, nos encontramos que aun con su elevado equipamiento, se extraña un sistema de audio más actualizado, con pantalla de mayor tamaño y táctil, mejores parlantes o conectividad. Por el lado de la seguridad, se extrañan los airbags laterales y de cortina, y solamente para los más exigentes, podría estar disponible el motor de mayor potencia que se ofrece en otros mercados, para así elevar la vara de su oferta.

RENAULT ALASKAN1931

Concluyendo, nos encontramos con un producto realmente interesante, de buen manejo, desempeño y equipamiento, que solo deja algunos puntos mejorables en un conjunto que podría destacar fuertemente en el segmento de las pick ups medianas. Su precio de $17.390.000 + IVA también se vuelve interesante y para nada descabellado por todo lo que ofrece.

FICHA TÉCNICA

GENERALIDADES:

Precio unidad probada: $17.390.000 + IVA

Unidad probada: Intens 4×4 6MT 2.3 dCi

Página web: www.renault.cl

MOTOR

Tipo: Diésel turbo intercooler

Nº de cilindros: cuatro en línea

Cilindrada: 2.298 cc

Potencia max: 160 Hp

Torque max: 403Nm

TRANSMISIÓN

Caja: manual de seis velocidades

Tracción: Trasera o total con reductora

BASTIDOR:

Frenos delanteros: discos

Frenos traseros: tambor

Suspensión delantera: Doble horquilla

Suspensión trasera: Multilink

Neumáticos: 255/60 R18

Dirección: Hidráulica

CAPACIDADES:

Capacidad de carga: 1.000 kg

Capacidad estanque: 80 l

Consumo mixto: 13,1 km/l

Agregar un comentario

Top