Prueba Volkswagen Transporter: Agilidad alemana

Texto: Gabriel Baeza / fotografías: Cristian de la Fuente           

Los vehículos livianos de carga prestan un rol fundamental en las todas las empresas que requieren modelos ágiles, seguros y de buen rendimiento cuando se trata de circular en zonas urbanas y rurales. Dentro del segmento de los furgones medianos, pero que se pueden manejar con licencia clase B, la marca alemana Volkswagen, que llega a nuestro país directamente a través del grupo Porsche Chile, dispone del modelo Transporter, que llega a nuestras manos para una interesante prueba de manejo donde pudimos conocer a fondo este interesante modelo.

A nivel de diseño, debemos decir que esta sexta generación es básicamente una profunda remodelación de la quinta. Además, su diseño ha sido bastante similar en las últimas tres generaciones, algo que suele ocurrir con la marca (por ejemplo con el Golf), debido a que así son fácilmente reconocibles, y se mantiene un diseño probado y aprobado por sus clientes.

VOLKSWAGEN TRANSPORTER1008

El frontal nos recibe con unos imponentes focos delanteros, que si bien no cuentan con nada especial (luces LED por ejemplo), si tienen un diseño elegante, contando además con luces diurnas. El resto de su carrocería denota claramente su enfoque en el trabajo, con parachoques negros, espejos negros, llantas de acero, manillas negras, y un color blanco listo para ser ploteado a gusto del cliente.

Una de las ventajas de esta nueva generación, es que mantiene las dimensiones de la anterior en su zona de carga, por lo que cualquier accesorio de la generación o kit para modificarlo, sirve sin problemas, evitando tener que modificar o desarrollar y aumentar el precio de esto.

Las dimensiones exteriores son buenas para un manejo en ciudad, sin ser exageradas. Tiene un largo de 5.304 mm, con un ancho de 1.904 mm y un alto de 1.990 mm, con una distancia entre ejes de 3.400mm. Su capacidad de carga alcanza los 987 kg, mientras que su volumen interior de carga alcanza los 6,7 M3, con una capacidad de estanque de 80 litros.

Interior y motor de última horneada

Abriendo su puerta e ingresando a su interior, ya vemos lo que esperamos de un producto alemán de última generación. El equipamiento es básico, pero las terminaciones son muy buenas, pensadas para durar. El volante de tres rayos tiene un buen tacto, su tablero de instrumentos es simple, pero muy elegante y legible. La palanca de la caja de cambios se encuentra en una posición elevada y muy cómoda de manejar, con recorridos cortos y precisos de sus seis velocidades.

VOLKSWAGEN TRANSPORTER1163

Cuenta con tres asientos completos, con cinturones de tres puntas para todos sus ocupantes, lo que agrega confort y seguridad. Tiene muchos espacios para dejar objetos pequeños, incluso uno muy práctico y oculto a las miradas ajenas, bajo el asiento del pasajero. En puertas hay espacio para botellas, y muchas más cosas. La verdad es que nos sentimos muy confortables y si no fuera por la altura y posición, perfectamente podría ser un automóvil de pasajeros.

Su equipamiento principal incluye alza vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado a distancia, aire acondicionado, start&stop de motor, radio con bluetooth para llamadas y audio streaming, tarjetas SD, por mencionar lo principal. Es justo, pero la verdad es que dado su público y su uso normal, cumple muy bien. Además, su volante es regulable en altura y profundidad, algo de agradecer para encontrar a posición ideal de manejo.

VOLKSWAGEN TRANSPORTER1161

Además, este modelo destaca en materia de seguridad gracias a elementos como doble airbag, sistema antibloqueo de frenos (ABS), control de tracción (ASR), bloqueo electrónico de diferencial (EDL), Estabilizador Electrónico (ESP), Asistente de arranque en pendientes (HSA), columna de dirección colapsable, entre otros, al nivel de un modelo de pasajeros de la marca.

Mecánicamente, nos encontramos con un eficiente y potente motor de 2,0 litros turbodiésel, que entrega 140 Hp a 3.500 rpm y un torque de 340 Nm entre 1.750 y 2.500 rpm. Se acopla a una caja manual de seis velocidades, de muy buen escalonamiento y manejo. Alcanza una velocidad máxima de 173 km/h y acelera de 0 hasta 100 km/h en apenas 12,2 segundos. La suspensión delantera es del tipo McPherson con barra estabilizadora y la trasera con independiente con multibrazos y barra estabilizadora.

Manejo casi deportivo

La verdad es que puede parecer exagerado, pero el manejo de este furgón alemán es realmente sorprendente por su agilidad. Luego de manejarlo unos kilómetros, viendo lo bien que empuja su motor, su precisa caja de cambios, contundentes frenos, ayudas electrónicas, realmente parece por un momento que estamos manejando un auto de menor peso y tamaño.

La suspensión si bien está pensada ya que entrega una sensación de seguridad, buena direccionalidad y un confort muy superior a lo esperado. Aun en conducción sin carga, que la lógica diría que podría ser muy seca, lo que no ocurre en absoluto. La aislación de la cabina de los ruidos exteriores es muy buena, escuchándose el motor a un nivel que no molesta, donde solo a veces se escuchan ruidos producto de que la zona de carga está vacía y llega cierto eco.

VOLKSWAGEN TRANSPORTER1155

La dirección es de piñón y cremallera, asistida hidráulicamente, sus frenos de disco en las cuatro ruedas detienen con contundencia su peso cercano a los 1.800 kg en vacio. Permite cargar hasta 987 kg, mientras que su peso bruto vehicular alcanza los 2.800 kg. El consumo, sin haber calculado un valor exacto, esta por sobre los 12 km/l mixto en casi todas las situaciones probadas, aun apretando con alegría el acelerador en algunas situaciones.

Su zona de carga está muy bien resuelta, con un separador entre la cabina y la zona trasera muy firme, que entrega aislación firme y protección para los pasajeros delanteros. La zona trasera es muy regular y tiene un excelente volumen de hasta 6,7 M3,  a los que se puede acceder desde sus amplias puertas traseras (que al abrirse, no tapan las luces traseras, mejorando la seguridad al cargar) o por una corredera lateral. Esta iluminado, por lo que tampoco tendremos problemas en maniobras de carga nocturna. Quizás, si es por buscarle un punto mejorable, podría tener una segunda puerta lateral al lado del conductor, en caso de necesitar cargar/descargar por ese lado. 

VOLKSWAGEN TRANSPORTER1160

Su manejo en ciudad es cómodo, solo hay que tener cuidado por su altura, que llega casi a los dos metros y puede que sea justa o algo elevada para algunos estacionamientos subterráneos. El radio de giro es muy bueno, y no se necesitan mayores maniobras para estacionarse o circular por calles estrechas. Si se extraña un sensor de estacionamiento atrás o una cámara, ya que producto de no tener retrovisor interior ni ventanas hacia atrás, es difícil de calcular a veces solo mirando por los retrovisores laterales.

La radio tiene un manejo simple, se conecta muy rápido al Bluetooth (casi apenas encendemos el motor), y funciona muy bien para llamadas o transmisión de música de manera inalámbrica. Quizás también se agradecerían unos controles al volante, para no tener que sacar las manos para contestar una llamada o cambiar la música. Y la velocidad de crucero también es algo que cada vez se valora más, así que si incluyera esos dos detalles, podríamos decir que no se extraña nada más.

En carretera nuevamente sorprende su excelente manejo, estabilidad y sobretodo, rapidez. No entrega ninguna referencia a la velocidad que circulamos, y si no miramos el velocímetro, tranquilamente podemos ir sobre los 120 km/h sin darnos cuenta y con total seguridad, así que atentos para no arriesgarse a una multa por exceso de velocidad. El consumo también mejora, y el motor apenas se siente exigido, así que está más que preparado para viajes largos.

VOLKSWAGEN TRANSPORTER1159

Buscándole los puntos bajos, quizás algunos faltantes de equipamiento que mencionamos antes, como sensores de retroceso, controles al volante o velocidad de crucero, podrían sumar algunos puntos de un conjunto muy práctico. Su zona de carga también podría aprovecharse mejor si tuviera dos puertas correderas, una a cada lado.

Concluyendo, nos encontramos con una agradable sorpresa de la marca alemana, con un manejo que invita a hacer muchos kilómetros tras su volante, por su agradable manejo, eficiente y potente motor y gran versatilidad. Su precio de $14.500.000 + IVA es realmente competitivo y atractivo para todos los que necesiten un producto realmente destacable.

FICHA TÉCNICA

GENERALIDADES:

Precio unidad probada: $14.500.000 + IVA

Unidad probada: Transporter 6 Carga

Página web: www.volkswagen.cl

MOTOR

Tipo: Diésel turbo intercooler

Nº de cilindros: cuatro en línea

Cilindrada: 2.000 cc

Potencia max: 140 Hp

Torque max: 340 Nm

TRANSMISIÓN

Caja: manual de seis velocidades

Tracción: Trasera

BASTIDOR:

Frenos delanteros: discos

Frenos traseros: discos

Suspensión delantera: McPherson

Suspensión trasera: Multilink

Neumáticos: 205/65 R16

Dirección: Hidráulica

CAPACIDADES:

Capacidad de carga: 987 kg

Volumen de carga: 6,7 M3

Capacidad estanque: 80 l

Agregar un comentario

Top